top of page
Enzo Original.png
Conferencias y talleres
FESTIVAL APOYE NO CASTIGUE
326395106_5539900156116317_4091412949384639953_n.jpg
215138091_1032592467277023_6613422141050449043_n.jpg
235783494_1056063068263296_1322242491004657443_n.jpg
215055338_1032592330610370_8068984611212084844_n.jpg

En México, un país plagado por las duras realidades de las políticas de drogas militarizadas y violentas, las juventudes suelen estar en primera línea de experiencias y resistencias a los impactos negativos de estos enfoques. En medio de estos desafíos, las juventudes han dado pasos significativos para abogar por sus derechos y bienestar a través de iniciativas innovadoras y dirigidas por la comunidad.

 

Una iniciativa ejemplar es el Festival Apoye No Castigue, una poderosa respuesta a las políticas punitivas de drogas en México. Este evento anual sirve como plataforma para que las personas jóvenes que usan drogas compartan conocimientos sobre reducción de daños, aboguen por sus derechos y desafíen las políticas punitivas prevalentes. En Ágora, acompañamos estas actividades participando en conferencias, facilitando la vinculación con distintas instituciones y coordinando campañas dentro del equipo.

Actividades del Festival:

  • Marchas y acciones de incidencia dirigidas por jóvenes: El festival presenta marchas lideradas por jóvenes que no solo llaman la atención sobre la difícil situación de las personas jóvenes que usan drogas, sino que también movilizan a la comunidad para abogar por políticas de drogas más humanas y solidarias. Estas marchas simbolizan una postura colectiva contra la violencia y discriminación sistémicas enfrentadas por las personas jóvenes que usan drogas.

  • Puestos de información sobre reducción de daños: Los puestos de información sobre reducción de daños son un pilar del festival, proporcionando consejos prácticos y recursos sobre prácticas más seguras de uso de drogas. Estos puestos son atendidos por pares conocedores que ofrecen apoyo y orientación sin prejuicios.

  • Muestras de emprendimiento juvenil: Al exhibir el emprendimiento juvenil, el festival resalta los talentos y el potencial de las personas jóvenes que usan drogas, contrarrestando estereotipos negativos y proporcionando oportunidades de empoderamiento económico.

  • Actividades culturales: El festival incluye actuaciones de bandas y artistas que se oponen a la opresión de las personas jóvenes que usan drogas, creando un ambiente vibrante y solidario. Estas actividades culturales ayudan a fomentar un sentido de comunidad y solidaridad.

  • Expansión virtual durante la pandemia por COVID-19: Durante la pandemia de COVID-19, el festival se trasladó a un formato virtual, lo que le permitió llegar a una audiencia más amplia en múltiples países en América Latina. Esta expansión virtual permitió continuar con el intercambio de conocimientos y los esfuerzos de defensa a pesar de los desafíos planteados por la pandemia.

 

Actividades continuas e impacto: Más allá del evento anual, el Festival Apoye No Castigue apoya diversas actividades a lo largo del año, incluyendo:

  • Murales colectivos y exhibiciones de arte: Estos proyectos creativos sirven como herramientas poderosas para crear conciencia y abogar por la reducción de daños. Involucran a la comunidad en conversaciones significativas sobre políticas de drogas y los derechos de las personas jóvenes que usan drogas.

  • Redes Sociales y materiales informativos: El festival produce contenido atractivo para redes sociales y materiales informativos, incluyendo videos entretenidos que promueven las mejores prácticas en el uso de drogas. Estos recursos ayudan a difundir el conocimiento sobre reducción de daños a una audiencia más amplia.

El Festival Apoye No Castigue se ha convertido en una plataforma esencial para las personas jóvenes que usan drogas en México y más allá. Ejemplifica cómo las iniciativas dirigidas por la comunidad pueden desafiar efectivamente las políticas punitivas de drogas, promover la reducción de daños y abogar por los derechos humanos de las poblaciones marginadas. Al proporcionar un espacio seguro y sin prejuicios para que los jóvenes se conecten, compartan conocimientos y luchen por sus derechos, el festival fomenta la resiliencia y el empoderamiento frente a la opresión sistémica.

bottom of page