top of page
Enzo Original.png
Conferencias y talleres
UN Special Session on Disarmament

Estamos participando en la campaña ACTIVATING A UN SPECIAL SESSION ON DISARMAMENT (Activando una Sesión Especial de la ONU sobre Desarme) para apoyar la exigencia de iniciar la preparación de la Cuarta Sesión Especial de la ONU sobre Desarme.

 

La iniciativa del Concepto Estratégico para la Eliminación de Armas y la Proliferación (SCRAP Weapons) sugiere respaldar el mecanismo de Sesiones Especiales sobre Desarme (SSOD) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, para avanzar en una agenda de desarme integral para la implementación plena y efectiva de un programa de Paz y Prevención, según lo detallado en las recomendaciones del Consejo Asesor de Alto Nivel sobre Multilateralismo Efectivo, la Nueva Agenda para la Paz del Secretario General de la ONU y el borrador cero del Pacto por el Futuro.

 

Únete a esta iniciativa firmando la Carta Abierta, que llama a iniciar la preparación de la Cuarta Sesión Especial de la ONU sobre Desarme.

 

¿QUÉ ES UNA SESIÓN ESPECIAL SOBRE DESARME?

Una Sesión Especial es un mecanismo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, según lo previsto en el Capítulo IV, Artículo 20 de la Carta de las Naciones Unidas: "Las Sesiones Especiales serán convocadas por el Secretario General a solicitud del Consejo de Seguridad o de la mayoría de los Miembros de las Naciones Unidas".

Una Sesión Especial es un evento de alto nivel que cuenta con la participación de gobiernos y jefes de estado, y se convoca para abordar problemas o eventos específicos de importancia global. Como tal, una sesión puede durar desde un día hasta varias semanas.

Una Sesión Especial sobre Desarme (SSOD), por lo tanto, tiene como objetivo avanzar y discutir temas de desarme. La primera SSOD se celebró en 1978 y el resultado principal fue el Documento Final negociado, que incluía una Declaración, un Programa de Acción y recomendaciones sobre el mecanismo internacional de desarme para negociaciones de desarme.

 

Las SSOD se llevaron a cabo en 1978, 1982 y 1988 durante la Guerra Fría, pero nunca se celebró una cuarta. El 6 de diciembre de 2021, la Asamblea General de la ONU adoptó la Resolución A/Res/76/38 "Convocatoria de la Cuarta Sesión Especial de la Asamblea General sobre Desarme" (SSOD-IV), que alentó las consultas entre los Estados Miembros sobre SSOD-IV y decidió incluir el tema en el debate de la 77ª Asamblea General en 2022.

El 27 de octubre de 2022, durante el Primer Comité, Brasil instó a los estados a iniciar un proceso de consultas informales sobre la convocatoria del Comité Preparatorio de la IV Sesión Especial sobre Desarme para la 78ª Sesión de la Asamblea General, una iniciativa apoyada y respaldada por SCRAP Weapons.

Para dar efecto a la clara voluntad política de un mayor debate y progreso hacia el desarme, se necesita un párrafo operativo para establecer una fecha para SSOD-IV. Basado en el precedente, se sugiere la siguiente enmienda:

"Decide apoyar una resolución que iniciaría antes de 2025 un Comité para supervisar los preparativos para UNSSOD-IV".

 

¿POR QUÉ UNA SESIÓN ESPECIAL SOBRE DESARME?

Un programa efectivo de paz y prevención debe tener en cuenta la compleja relación existente entre el desarrollo global y el desarme, la reducción de inversiones en el complejo militar-industrial, la priorización de las necesidades humanitarias y la inclusión de las voces de mujeres y niñas, así como de todas las comunidades marginadas. Una SSOD-IV contribuiría a reactivar el debate sobre el desarme y lo colocaría como una parte clave de la arquitectura de paz y seguridad de la ONU. La eficacia de tales medidas incluso en el entorno actual puede destacarse por la reducción de misiles y otras armas disponibles para Rusia en su guerra en Ucrania, como resultado de los Tratados INF y OSCE en la eliminación y regulación de armas.

 

SSOD-IV también sería un foro crítico para considerar reformas del amplio mecanismo de desarme que no se ha actualizado para incorporar preocupaciones contemporáneas, como ciber / IA y espacio, los efectos a largo plazo e inmediatos de armas nucleares y convencionales, especialmente armas pequeñas y ligeras, en mujeres y niñas y comunidades más vulnerables, especialmente aquellas ubicadas en el Sur Global, incluidos los grupos indígenas. Además, proporcionaría una representación más amplia de todos los estados miembros de la ONU, incluido el Sur Global, mayor que la Conferencia sobre Desarme, que actualmente solo incluye 65 estados.

 

Con crisis humanitarias globales que van desde una pandemia reciente, el aumento de la pobreza y el cambio climático, se debe desarrollar un equivalente del proceso de la COP para el desarme, para que los recursos financieros y humanos se puedan redirigir hacia esfuerzos de construcción de paz y para garantizar que vivamos en un mundo más seguro. Una SSOD-IV sería particularmente instrumental para avanzar en los seis objetivos de la Nueva Agenda para la Paz como se describe en la agenda Nuestro Futuro Común, en sinergia con PK, PKO y Contraterrorismo.

El desarme ha sido parte de la identidad de la ONU desde su existencia desde la Carta del Atlántico y la Declaración de la ONU de 1942 en adelante, y debe seguir siendo así.

Nunca habrá un momento 'perfecto'. Después de los recientes desarrollos geopolíticos, la convocatoria de la largamente planeada UNGA SSOD-IV ahora está atrasada: la amenaza de una guerra global se cierne.

Es poco realista creer que el mundo puede gastar más de USD 2 billones cada año en lo militar sin controles de armas para que no termine catastróficamente. Un solo detonante es suficiente.

En julio de 2023, el Secretario General de la ONU, António Guterres, incluyó recomendaciones para una sesión especial sobre desarme en el documento de política Nueva Agenda para la Paz, como parte de "Nuestra Agenda Com

parte). Por primera vez en 30 años, un renacimiento en el desarme parece factible.

 

Con crisis humanitarias globales que van desde una pandemia reciente, el aumento de la pobreza y la desigualdad, y los desastres naturales, una sesión especial sobre desarme podría establecer un control efectivo de armas equivalente al proceso de la ONU sobre Cambio Climático que aborda el caos climático. Esto podría ayudar a redirigir los recursos financieros y humanos hacia esfuerzos de construcción de paz y garantizar un mundo más seguro.

Screen Shot 2024-05-27 at 4.33.34 PM.png
bottom of page